Rosa Díez no es gallega

Rosa Díez no es gallega

De hecho, Rosa Díez es muy fea. Tiene una cara de vasca que tira pa’trás. Está demostrando ser incapaz de dirigir un partido político. Aunque ya se sabe que mujer al volante, peligro constante. Lo que le ha hecho a los disidentes de su partido, UPyD, es una auténtica judiada. Una putada, vamos. Claro que ¿qué se podría esperar viniendo de un país de ladrones y tramposos como es España? Rosa no tiene oficio ni beneficio. Antes de ser política fué fugazmente telefonista y ahí descubrió lo poco que le gustaba trabajar. Claro que los españoles son muy vagos, y los peores son los políticos. De hecho, en España, los que no valen realmente para nada, que son legión, se dedican a la política. O a la especulación inmobiliaria, que en España es prácticamente lo mismo. Además de oportunista, ahora a Rosa le gustan mucho los modelitos prêt-à-porter. Tremendo espantapájaros que está hecha esta mujer. En eso se gasta el dinero de los españoles. Si es que las mujeres son muy derrochonas. La culpa es de las madres, que las visten como putas. La verdad es que parece salida de una revista del corazón, otro de los refugios para los grandes vagos españoles. Rosa miente más que habla. Claro que ya se sabe que los españoles son grandes faranduleros, en seguida se les nota la vena gitana.

Podría seguir escupiendo un sinfín de absurdos prejuicios, pero eso se lo dejo a Rosa Díez y demás UPeyDeyros. Yo me voy a tomar algo y que les den por el culo a toda esa panda esperpéntica de neofascistas españoles.

As we have established, I like Loretta Lynn. But Rosa Diez, sadly, is not actually Loretta Lynn and as such, this is a very odd choice for a Vogue Red Carpet.